miércoles, 17 de junio de 2015

CAMBIO DE SITE

ME HE MUDADO A WORDPRESS: 
https://borjaodeu.wordpress.com/


viernes, 22 de mayo de 2015

El Caso del Señor Pellicer: Alberto Perelló, sospechoso


20 de febrero de 2015

Buenas tardes, Ángela.
Esta semana ha sido como otra semana cualquiera. Salvo porque el señor Pellicer me ha dicho que me va a bajar el sueldo. ¿Cómo puede ser tan ruin? Me enfadé con él y le grité.
Le expliqué que de 8 de la mañana a dos de la tarde estudio en la universidad, que después vengo a regar sus plantas y a cuidar su jardín y que cuando me voy de su casa a las siete, trabajo en un bar hasta la medianoche. Duermo siete horas y otra vez a la facultad. Le conté que con todo ello gano solo 400 euros al mes. Y él tan solo me paga 50€. P
ues bien, ahora quiere dejármelo en 25. Se excusó asegurándome que la Bolsa había caído en los últimos meses y que su empresa había perdido algo de liquidez. ¡¿Pero qué me estás contando?! Encima de que me desvivo para que su jardín de más de 200 hectáreas esté en perfecto estado… Además, cuando se enfada con su mujer o con el mayordomo, sale al césped y empieza a pisar las plantas y las flores. El otro día lo hizo estando yo allí. Me miró, frunció el cejo y siguió. Creo que se le está yendo la cabeza. No puedo más, Ángela. He estado mirando otros lugares para trabajar y no he encontrado nada. Lo peor de todo es que cuando me contrató no era así. Siempre ha sido una persona muy especial y difícil de tratar, pero los primeros meses eran diferentes. De hecho, me dijo que probablemente me subiría el sueldo. He calculado que, al mes, trabajo unas 1200 horas por 50€… Imagínate cómo están mis ánimos. No tengo ganas ni de escribirte esta carta.

Por cierto, antes de despedirme quería pedirte una cosa. Llevamos mucho tiempo hablando así. Sé que te gusta hablar por carta, pero necesito verte. Dame tu número de teléfono y hablamos. Responde pronto, por favor.Te necesito.

Alberto

jueves, 21 de mayo de 2015

miércoles, 20 de mayo de 2015

martes, 19 de mayo de 2015

El Caso del Señor Pellicer: Juan José Chamorro, sospechoso



JUAN JOSÉ CHAMORRO ASEGURA QUE FRUCTUOSO PELLICER SE ENCUENTRA EN PERFECTO ESTADO TRAS LA OPERACIÓN DE PRÓSTATA (El Buzón, 9 de octubre de 2011)

lunes, 18 de mayo de 2015

El Caso del Señor Pellicer: Petra Donaire, sospechosa



LA ESPOSA DEL MULTIMILLONARIO PELLICER VUELVE A CAUSAR POLÉMICA EN PLENAS CALLES CÉNTRICAS DE LA CIUDAD (El Buzón a 23 de febrero de 2015)

jueves, 7 de mayo de 2015

El caso del señor Pellicer

Gregorio Nicolás, inspector de la Policía Regional, acude inmediatamente a la mansión del señor Pellicer. La llamada de la esposa del multimillonario hace saltar todas las alarmas en el pueblo: alguien ha asesinado a su marido.

martes, 10 de febrero de 2015

Mi 'alef'

Dicen que los hombres somos menos sentimentales que las mujeres, que en ocasiones nuestro corazón de hielo nos delata. Pero este no es mi caso. Me considero una persona excesivamente susceptible y romántica evitando en todo momento cursilerías innecesarias. También soy muy llorón.

lunes, 5 de enero de 2015

Un 2015 políticamente desesperanzador

El otro día navegaba por las redes sociales cuando mis ojos se fijaron en una imagen poco común. Esa fotografía, titulada ‘Cómo votar en las generales del 2015’, y que podéis ver ilustrando este post, produjo en mí varios sentimientos contradictorios. Contradictorios porque consideraba que el montaje podía gozar de algo de veracidad. Pero tras leerlo y meditarlo detenidamente, observé el verdadero sentido de la ilustración. Y de ahí reapareció mi hartazgo.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 16

Jueves 13 de noviembre

Ahora o nunca

Todo o nada. La luz o la oscuridad. Ansiar el futuro o recordar el pasado. Aquellos 16 días habían pasado fugazmente en mi calendario. Apenas me había dado cuenta. Había reído, había llorado, me había enfadado, me había deprimido…

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 15

Miércoles 12 de noviembre

Ruido y más ruido. Mi cabeza estuvo a punto de explotar la mañana del miércoles. La noche anterior habíamos quedado GI y yo para ir al cine. Pero en el último segundo recibí un SMS avisándome de que ella no podía quedar. Olvidó que había quedado con unos amigos para despedirse. Sí. Para decirse adiós.

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 14

Martes 11 de noviembre

El calendario continuó su compás marcando el martes 11 de noviembre. Solo quedaban dos días más para que llegaran las horas tan temidas. El jueves estaba a la vuelta de la esquina y mis fuerzas por conquistarla seguían intactas gracias a la tarde

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 13

Lunes 10 de noviembre

¡Crack! La taza resbaló y cayó al suelo rompiéndose en mil pedazos. Estaba aún tan dormido que durante varios segundos había olvidado que en mi mano derecha sujetaba un vaso con café recién hecho. Agarré la escoba y recogí las piezas resquebrajadas del tazón que me había regalado mi madre de su viaje a Roma.

martes, 11 de noviembre de 2014

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 12

Domingo 9 de noviembre

El mundo había cambiado. O por lo menos, mi mundo. Las lágrimas del día anterior habían supuesto un antes y un después en mis sentimientos. No era una persona que llorara muy a menudo. Pero el domingo me levanté con un resquicio de iluminación en mi futuro. La noche había transcurrido entre pensamiento y pensamiento.

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 11

Sábado 8 de noviembre

Destrozado. Así me encontraba aquella mañana de sábado. Paula me había golpeado la cara y se había marchado para no volver porque GI había desvelado mi pequeño secreto. En mi interior estaba empezando a nacer un sentimiento de amor-odio por ella. Parecía estar llevando a cabo una venganza meditada durante días.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Cómo Conquistar a una Desconocida en 16 Días: Día 10

Viernes 7 de noviembre

El primer rayo de sol se coló entre las rendijas de la persiana. Mis párpados no soportaron aquella cruel y despiadada luz. Se abrieron. Lo primero que vi fue la soledad durmiendo junto a mí. No nos despegábamos. Pero no porque yo no quisiera. Ella se empeñaba en seguirme a todos mis destinos. Al supermercado, al trabajo, incluso al cine.